Tito Bustillo Centro de Arte Rupestre

Érase una vez la música con Puppy´s Cuentacuentos

Érase una vez la música con Puppy´s Cuentacuentos

Concierto didáctico con narración en la Cuevona de Ardines

Plazas completas


Cuenta la historia, que la música y el hombre son inseparables. Donde hubo seres humanos siempre ha existido la música. Y donde hubo música, podemos encontrarnos con la experimentación y la creación de infinitos instrumentos musicales. En la Prehistoria, el hombre relacionaba los acontecimientos con el movimiento y la música y se las ingeniaba para dar forma a artilugios musicales que fueron evolucionando hasta aquellos que hoy conocemos. Y fue así, como poco a poco, a través del tiempo y de la historia, los seres humanos crearon al violín y al resto de su familia, la Gran familia de la cuerda frotada. Madera, resina, cola de caballo...Y una evolución fantástica. 

A través de un divertido concierto didáctico, donde los instrumentistas no solo interpretan su música y donde una locuaz narradora no es lo que parece, conoceremos las peripecias y aventuras de la familia de la cuerda frotada, hasta llegar al S.XXI. El violín, el violonchelo y el contrabajo no necesitarán apenas palabras para expresar lo que sienten, ¿o si? La familia que afina unida permanece unida. 

 

Se advierte que para acceder a la Cuevona es preciso subir 300 escalones.

10 de junio de 2017, 18:00 h.

Plazas completas

Dirigido a: público familiar.

Duración: 50 min.

Precio: 

Incluye la entrada al Centro de Arte Rupestre.

Para participar en esta actividad es necesaria entrada tanto para adultos como para niños.

Venta de entradas: en la Recepción del Centro o a través del siguiente enlace: venta online de entradas para Érase una vez la música.  

COMPARTIR:
Imprimir
Enviar

Equipamiento cofinanciado por: